Cardano y cómo hacer Staking

Cardano es una plataforma de blockchain que se ha establecido, según expertos, como uno de los proyectos de mayor proyección de crecimiento en la actualidad. Su token nativo ADA no ha parado de aumentar su valor desde su lanzamiento, alcanzando actualmente una de las mayores capitalizaciones del mercado.
Esta criptomoneda fue definida por su creador como la “Asesina de Ethereum” ya que pretende aumentar las funcionalidades de la red incorporando tecnología revolucionaria para el sector.

Cuál es el origen de Cardano

Cardano fue desarrollada por el programador Charles Hoskinson, quien también fue parte del equipo fundador de Ethereum. Después de mantener diferentes disputas con el resto del equipo de trabajo, Hoskinson decidió abandonar Ethereum para comenzar con su propio proyecto.
La plataforma fue lanzada en el año 2017, aunque fue a finales de 2020 cuando logró un crecimiento exponencial en el valor de su token. ADA multiplicó su valor por 10 en un muy corto lapso de tiempo, principalmente por la evolución de su desarrollo.

¿Qué hace a Cardano única?

Según su creador, Cardano nace con el objetivo principal de establecerse con el proyecto de blockchain más avanzado y confiable el mundo. Hoskinson ha descripto a Carado como una plataforma de 3era generación dentro del ambiente de las criptomonedas. Bitcoin siendo de primera y Ethereum de segunda generación.
Cardano apoya su proyecto en 3 pilares fundamentales que representan un importante avance con respecto al resto de las criptomonedas.
El primero de estos pilares es la Escalabilidad. Tal vez la principal debilidad que podemos detectar actualmente de Bitcoin es su lentitud para realizar operaciones.

El limitado número de transacciones que soporta la red genera un cuello de botella que ralentiza todos los procesos y genera un importante aumento en las comisiones que se cobran a los usuarios.
De esta manera, Cardano pretende que su rendimiento mejore mientras más participantes tenga su red, y no al contrario. Para esto, utiliza un protocolo distinto a las demás para validar sus transacciones. Este protocolo llamado Ouroboros está basado en pruebas de participación.


El segundo pilar es el de la interoperabilidad. Actualmente no se pueden realizar operaciones de cadena cruzada entre las distintas blockchains. Esto quiere decir que es posible transferir valor entre usuarios que tengan distintas criptomonedas sin la participación de un intermediario o Exchange.


Cardano pretende integrar todo el abanico de criptomonedas haciendo posible la transferencia de valor entre ellas y sin la necesidad de un Exchange. De esta manera, elimina gran parte de las comisiones en este tipo de transacciones.
El tercero de estos pilares fundacnionales es la sostenibilidad. Actualmente cuando una startup necesita financiarse para llevar a cabo sus proyectos, esta lanza una nueva moneda digital en busca de recaudar fondos.


El principal problema de esto se da cuando no llegan a recaudar el capital deseado y el proyecto se estanca. Para responder a esto, Cardano busca crear un fondo que, mediante la ejecución de Smart Contracts, permita financiar los proyectos de desarrolladores que son elegidos por la comunidad.
Cabe destacar que todos aquellos que posean ADA, pueden participar en la toma de decisiones, teniendo participación sobre el avance del proyecto.

¿Vale la pena invertir en Cardano?

Si bien todo lo que mencionamos anteriormente promete hacer de Cardano una verdadera revolución dentro de la tecnología blockchain, aún se encuentra en fase de desarrollo.


Sin embargo, lejos de resultar un problema, esto la convierte en una de las mejores alternativas de inversión a largo plazo. A medida que vaya avanzando con su desarrollo, su valor irá creciendo y se consolidará como una de las principales criptomonedas del mercado.

Además, existen varias formas de maximizar los beneficios de una inversión en Cardano. La principal, es a través de lo que se conoce como staking.

¿Qué el Staking?

A grandes rasgos, el staking consiste en mantener nuestras existencias en una criptomoneda en un monedero para respaldar las operaciones y la seguridad de una blockchain, a cambio de una recompensa.


Esto funciona casi como un plazo fijo bancario, en el cual inmovilizamos nuestros fondos durante un período de tiempo determinado y recibimos intereses en compensación. De esta manera, podremos obtener un ingreso pasivo adicional de nuestras criptomonedas.

¿Cómo hacer staking con Cardano?

La red de Cardano se mantiene segura mediante el sistema de Proof of Stake (PoS). Esto prende darle a la rede una mayor escalabilidad. Y para los inversionistas representa una oportunidad de obtener nuevos ingresos.
El staking funciona diferente para cada criptomoneda. Para Cardano, lo que debemos hacer es delegar nuestras criptomonedas a un pool que será el grupo que gestione el proceso de Staking. De esta forma, los participantes del pool reciben una comisión.


Las comisiones que vayamos a obtener son siempre variables y dependen de la situación del mercado y de la cantidad de ADAs que haya en el pool.
Si te estas preguntando cómo comenzar a hacer staking con Cardano, déjanos decirte que esto es algo realmente muy sencillo. Ya que se puede realizar desde cualquier monedero digital (por ejemplo, TrustWallet) o desde las plataformas de Exchange que ofrezcan el servicio de staking a sus usuarios. Binance, que es la más utilizada de la actualidad, ofrece este servicio de forma muy sencilla a través de Binance Earn.

Conclusiones acerca de invertir en Cardano

Cardano es, sin lugar a dudas, uno de los proyectos con mayor potencial de crecimiento dentro del mundo de las criptomonedas. Su revolucionaria tecnología blockchain de 3era generación la perfilan como una de las grandes monedas digitales del futuro.


A medida que su desarrollo vaya avanzando, su valor irá en aumento, como ha sido durante los últimos años. De hecho, es una de las pocas criptomonedas que logró crecer durante el mes de mayo de este 2021 durante el cash, aunque no se vio exenta de una importante bajada en su valor.


Esto, sumado a las diversas opciones para rentabilizar aún más nuestra inversión (como el Staking), hace que Cardano sea una de las mejores inversiones a largo plazo que podemos hallar actualmente. Recomendamos seguir de cerca la evolución del proyecto y estar al tanto de las novedades y nuevas opciones de inversión que aparecen dentro de su ecosistema.

Deja un comentario